Descongelemos los Hielos

jul 06, 2010 Sin comentarios por
Warning: Creating default object from empty value in /home/ffh/public_html/observatorio/wp-content/plugins/fresh-page/get-custom.php on line 384
Luis Tibiletti

El tema pendiente de la delimitación de Campos de Hielo Sur entre Chile y Argentina, es el último episodio fronterizo entre nuestros países y que en base a una fluida relación vecinal ha tomado los cursos científicos y diplomáticos correspondientes, por lo tanto no existe mayor tensión que solo la que quieren ver sectores apegados a visiones conservadoras y chovinistas en la relación mutua. Se trata de espantar a los fantasmas y sus agoreros y abrirle espacio a la jurisprudencia, los acuerdos adoptados y la cooperación.

Corría 1996. La resolución del último punto pendiente después del Acuerdo que se había firmado en 1991 entre los presidentes Menem y Alwyn para resolver todas las cuestiones limítrofes pendientes entre Argentina y Chile se venía demorando y estaba complicando la relación nuevamente.

La “poligonal” con la cual se había pretendido poner fin al conflicto era rechazada por los sectores de la derecha en ambos países, pero además en el caso argentino también por el principal partido de la oposición, la UCR, lo que tornaba muy difícil que se lograse la aprobación parlamentaria en Argentina.

Ya en 1995 el entonces canciller de Chile y hoy secretario general de la OEA José Miguel Insulza había realizado un viaje relámpago para analizar con su par argentino Guido Di Tella otras alternativas al acuerdo del 91.

Los diputados chilenos habían aprobado la “poligonal” acordada por ambas cancillerías y el tema estaba para ser aprobado en el Senado de Chile, pero los diputados argentinos se negaban a aprobarlo y los senadores chilenos no lo iban a aprobar en esas condiciones. En particular una diputada argentina poco conocida de la Provincia de Santa Cruz -esposa del gobernador de la provincia- era junto al marido, los principales opositores a ese acuerdo alegando que algunos burócratas desde sus escritorios en Buenos Aires querían resolver una cuestión central para los intereses de la provincia que uno gobernaba y la otra representaba; ya nadie se sorprenderá si digo que eran la actual Presidenta de la Nación y su antecesor Nestor Kirchner.

Ante tal situación y antes que las cosas continuaran escalando los parlamentarios de ambos países se pusieron en marcha para buscar un atajo que superase el impasse, con una autorización no formal de las respectivas cancillerías. Hubo muchos parlmentarios involucrados. Por el lado argentino recuerdo a los senadores Cafiero (PJ) y Terragno (UCR) y los diputados Toma (PJ), Stubrin y Storani (UCR); otros medios (Clarín) recordaban el hecho hace poco tiempo y mencionaban también a Fernando Maurette (PJ), Dante Caputo (UCR), Rafael Flores (Frepaso) y el socialista Guillermo Estévez Boero y seguramente hubo muchos otros. Así lo contaba el diario Clarin: “Este grupo de legisladores y expertos es asesorado por el coordinador de la Cancillería de la cuestión de Hielos Continentales, el diplomático Carlos Foradori, con la autorización del canciller Guido Di Tella. En Santiago, un grupo técnico-legislativo similar funciona bajo el asesoramiento de la embajadora Maria Teresa Infante, directora de Fronteras y Límites de la Cancillería chilena.El apoyo de los gobiernos no es extraño. Di Tella y su colega José Insulza habían acordado en diciembre del año pasado en Montevideo escuchar eventuales propuestas de la oposición, al admitir implícitamente su fracaso en la aprobación de los acuerdos”. Puede ser que éste haya sido el último logro del sistema bipartidista que pronto nos abandonaría, pero lo cierto es que ellos se jugaron para encontrar un modo de destrabar el asunto.

Por supuesto que los medios de prensa principales en ambos países fogoneaban con lo “difícil” que sería la iniciativa de los parlamentarios Así decía por ej Clarín cundo comentaba la nueva propuesta de los legisladores “Si Chile está de acuerdo, cosa que es difícil” ignorando el otro artículo ya citado de una semana antes donde se hacía mención a que ya había tratativas con parlamentarios chilenos; por su parte El Mercurio hacía coro: “Es difícil que una tal fórmula, que se desea consensuar en Argentina, pueda tener carácter “superador” de la poligonal y ser aceptable para Chile.”

En ese entonces la derecha chilena liderada por el entonces senador Augusto Pinochet consideraba inconveniente el acuerdo: “El senador Augusto Pinochet dijo ayer en Santiago que actualmente no existen condiciones para trazar un límite en los Hielos Continentales y superar definitivamente el último diferendo limítrofe con la Argentina. En declaraciones al diario chileno La Segunda, en su calidad de senador vitalicio, cargo que asumió en marzo al abandonar la comandancia en jefe del Ejército, Pinochet declaró que a Chile no le conviene solucionar su diferendo con la Argentina trazando una línea poligonal en los 2.300 kilómetros cuadrados en disputa.”

También El Mercurio –como es habitual- acompañaba la posición del ala más antiargentina, manifestando su verdadera intención cuando dijo: “Tampoco puede olvidarse que si esta compleja y difícil negociación no prosperase, existe la posibilidad de pactar un modus vivendi de largo plazo y renovable, que salvaguarde plenamente los derechos de las partes.”

Esta posición la reitera un mes y medio después: “Es encomiable el intento de ambos gobiernos para finalizar este acuerdo fronterizo, postergado por tantos años. No obstante, si él no prosperase, no cabe descartar la fórmula de un modus vivendi de largo plazo y renovable, basado en el statu quo en la región”.

Por su parte en Argentina también los medios de la derecha ponían su granito de arena para escalar las cosas. Ya en 1996 Ambito Financiero decía: “DI TELLA DEJÓ ENTRAR EL ZORRO EN EL GALLINERO La búsqueda de una ¨solución política¨ del tema hielos continentales por parte del canciller Di Tella es criticada por este lector, que considera que la entrega que se haría a Chile, además de la perdida territorial, sería como “dejar entrar el zorro en el gallinero”

Finalmente ambos gobiernos accedieron a retirar la propuesta original y reemplazarla por la acordada por los legisladores de ambos países que se transformó en un nuevo acuerdo firmado por los presidentes Menem y Frei en Buenos Aires el 16/12/1998.

Cuando llegó el momento de la aprobación en el Senado de Chile comenzó nuevamente el agitar de la derecha en Chile, “Ayer, el senador y ex jefe de la armada Jorge Martínez Busch anticipó que rechazará el nuevo tratado que pondrá fin a la última disputa territorial entre Chile y la Argentina. Los principales diarios chilenos -El Mercurio y La Segunda- publicaron en los últimos días varios artículos remarcando los perjuicios que el acuerdo traerá a la soberanía trasandina, y ayer se sumó a las críticas el llamado comité de defensa de la soberanía, que presentó un recurso en la Justicia trasandina para frenar la aprobación del acuerdo en el Senado.

Esto llevó a que en el Senado de Chile hubiera 12 votos en contra pese a lo cual se logró la aprobación con 32 votos a favor. Finalmente la aprobación final de ambos Congresos se logró el jueves 3 de junio de 2009 a la madrugada con la aprobación del Senado de Argentina por 47 a favor y 5 en contra. En Diputados de Chile en cambio los números fueron más ajustados 58 a 32 en contra y los diputados de la actual fuerza gobernante -Renovación Nacional- manifestaron que iban a impugnar el tratado ante la justicia. Fue un día histórico pues se había dado fin al último de los 24 conflictos limítrofes en un proceso de 8 años de duración desde el acuerdo Menen- Alwyn de 1991.

Corre 2010. El Presidente Piñera hace una declaración en Madrid donde señala su preocupación sobre el tema de la demarcación de límites pendiente en Campos de Hielo. El Mercurio se hace cargo sin agregar ninguna información ni preguntarse de qué se trata: titula el pasado 23 de Mayo (no casualmente dos días antes del Bicentenario de la Revolución de Mayo): “Los Kirchner podrían dar un uso político a temas como Campo de Hielo y Malvinas”, haciendo una asociación que cualquier argentino y/o chileno bien nacido, conociendo lo que fue la actitud de Pinochet en ese momento de la guerra del Atlántico Sur, -alabada luego por la Tatcher -debería calificar por lo menos de mal gusto.

Además El Mercurio publica una carta de lectores donde sin ninguna aclaración se dice:

Señor Director: Una de las tareas más urgentes del actual Gobierno, tanto como la reconstrucción tras el terremoto, es comenzar a realizar obras que de alguna manera muestren el dominio que tiene Chile sobre los territorios de Campos de Hielo que reclama Argentina. Este país ya ha mostrado, a propósito de anteriores disputas, una política de Estado por la cual ha invertido recursos materiales y humanos en la zona de conflicto o en la circundante. Argentina ha entendido que no se trata sólo de mapas. Chile no ha tenido esa política, y los hechos muestran que eso ha pesado…José Luis Widow.Universidad Adolfo Ibáñez.

Claro que sería interesantísimo saber de donde saca el lector -y EL Mercurio que lo legitima con su publicación-, que Argentina está haciendo algún tipo de reclamo sobre los Campos de Hielo y no limitándose a avanzar en la demarcación ordenada por ambos presidentes en los acuerdos de 1998 que legitimaron luego en 1999 los Congresos de ambos países.

Lo más llamativo de todo esto es que tan burda será la maniobra de los sectores de la ultraderecha nacionalista chilena que en Argentina ni siquiera el monopolio CLARIN enemigo público NUMERO 00001 de los Kirchner se animó a titular AHORA LOS KIRCHNER NOS HACEN PELEAR CON CHILE. En cambio publicó lo siguiente “De un presidente moderado como Piñera solo se puede pensar que respondió a las presiones de la derecha chilena que aún no digiere la derrota ante La Haya por Laguna del Desierto y el acuerdo por los hielos de 1998 ratificado por los congresos de ambos países.

Realmente los sectores de la Corporación por la Soberanía de Chile (aquel viejo grupo nacionalista integrado entre otros por el ex Jefe de la Aeronaútica de Pinochet) se habrán sentido muy tristes de que EL MERCURIO no se haya vendido en parte al conglomerado mediático de Clarín pues a lo mejor para levantar sus ventas de El Mercurio hubieran podido poner un título así.

Sin embargo no es sólo El Mercurio, en su 3Blog La Tercera publica dos artículos del ex director del Instituto de Ciencia Política de la Universidad de Chile Don Ricardo Israel Zipper en los que hace afirmaciones sorprendentes: “de nuevo Argentina aparece queriendo revisar el estatus quo presente desde 1991”. ¿Dónde está el status quo don Ricardo?, lo que hay es un proceso de demarcación acordado por los gobiernos y ratificado por los parlamentos. Pero continúa: “Argentina ha reabierto algo que nunca ha estado cerrado. La falta de demarcación de parte de Campos de Hielo Sur, lo que no solo invalida el argumento que todos los conflictos quedaron solucionados en la década del noventa, sino que abre un frente futuro, sobre todo en relación a que constituye una de las reservas de agua dulce más grandes del mundo, y por lo tanto un elemento cada vez más valioso y escaso. Además, Argentina ha agregado el tema de los recursos hídricos a su planificación militar”

Hace ya varios años SER en el 2000 y FLACSO Chile organizaron un seminario en el marco del Comité Permanente de Seguridad Argentino Chileno (COMPERSEG) denominado: “El impacto de la interacción empresarial y de los medios de comunicación en la modificación de las percepciones de seguridad entre Argentina y Chile”. Con representantes de varios medios de prensa presentes se les leyó una investigación realizada por dos colegas, una de Argentina (Dra Marcela Donadío) y otra chilena (Dra Paz Millet) que habían detectado relevando las noticias de un período de un año que si Argentina y Chile hubiesen comprado todos los aviones y tanques que los medios les asignaban en forma cruzada, poseíamos más armamento que toda la OTAN . Puestos frente a lo innegable los periodistas presentes confesaron : “Lo que pasa es que el conflicto vende más que la paz”.

A la hora de las conclusiones se estableció: La lógica que parece guiar a los medios es más la del mercado que la de operar como potenciales intermediarios para el fortalecimiento de las percepciones de confianza mutua. En tanto esto, difícilmente se deberá esperar que puedan jugar un rol destacado en la generación de confianza entre nuestros paises.

Sería muy oportuno recordarle esta frase a los medios en este momento y exigirles por lo menos seriedad y prudencia cuando se tocan temas limítrofes que tanto esfuerzos nos costaron superar.

Finalmente y recordando que justamente por un acuerdo institucional entre SER 2000 y el Instituto de Ciencia Política de la Universidad de Chile (sí el que dirigía Don Ricardo Israel) organizamos allá por inicio de los ´90 un seminario titulado “Andes 2000 para la cooperación”, sería conveniente que los sectores académicos de ambos países nos volvamos a reunir más seguido a conversar y no hacerlo debatiendo por los medios para darle de comer a las fieras.



Descriptores:

Warning: Creating default object from empty value in /home/ffh/public_html/observatorio/wp-content/plugins/fresh-page/get-custom.php on line 384


Warning: Creating default object from empty value in /home/ffh/public_html/observatorio/wp-content/plugins/fresh-page/get-custom.php on line 384
Luis Tibiletti


Warning: Creating default object from empty value in /home/ffh/public_html/observatorio/wp-content/plugins/fresh-page/get-custom.php on line 384
Profesor Escuela de Defensa Nacional de Argentina
Sin comentarios para “Descongelemos los Hielos”

Deja tu opinión